lunes, 12 de septiembre de 2016

Distraídos por lo bueno

TEXTO: Lucas 10:38-42

INTRODUCCIÓN:
A.      Como cristianos, tenemos muchas responsabilidades que son propias de nosotros como padres, cónyuges o hijos (I Ti 5:8; Co 3:18-21); como empleados o empleadores (Col 3:22-4:1).
B.      Sin embargo, a veces lo que es bueno se puede interponer en el camino de lo que es mejor cuando no somos capaces de priorizar adecuadamente nuestras actividades o cuando nos dejamos distraer por lo que es bueno, perdiendo lo que es mejor.
[Un buen ejemplo de esto se ve en la historia de Marta y María, dos hermanas que junto con su hermano Lázaro eran amados por Jesús (Jn 11:5). Volviendo a nuestro texto (Lc 10: 38-42), examinemos...]

I.      EL EJEMPLO DE MARTA Y MARÍA

A.      Marta estaba distraída.
1.       Ella había invitado a Jesús a su casa (Lc 10:38). Es esto lo que nos lleva a pensar que ella era la mayor en su casa, la cabeza de la familia. Su hospitalidad es sin duda encomiable, un rasgo noble (Is 58:7; He 13:2).
2.       Ella se distrajo por muchos quehaceres (Lc 10:40). ¡El Hijo de Dios, el Mesías, había llegado a su casa – lo que es un honor! Probablemente habían otros al lado de Jesús: sus discípulos, su familia, sus vecinos. Ella, naturalmente, quería que su hermana María la ayudara (Lc 10:40).
3.       Ella comenzó a preocuparse (ansiosa) y a turbarse (enojada) por muchas cosas (Lc 10:41). Estas no son cosas que estaban mal en sí mismos, pero tomaron prioridad cuando no deberían tenerla. ¡Esto provocó la ansiedad de mente y la angustia de espíritu!
4.       ¡Marta permitió que lo bueno se pusiera en el camino de lo que es mejor!

B.      María fue disciplinada.
1.       Se sentó a los pies de Jesús y oía su palabra (Lc 10:39). Sentarse a sus pies era la antigua postura de discípulos o aprendices (Hch 22:3). Esto indica que era su discípulo, que quería aprender de Él. Estaba más preocupado por ser un buen discípulo, que una buena anfitriona.
2.       Ella eligió la única cosa necesaria (Lc 10:42). Al final, hay una cosa que es realmente necesario, lo cual es buscar el reino de Dios y la justicia (Mt 6:33; I Ti 4:8).
3.       Ella eligió lo que tenía consecuencia eterna (Lc 10:42). Ella eligió "la buena parte, la cual no le será quitada". Jesús ofreció bendiciones que durarían (Jn 4:14; 5:24; 10:27-28). De los cuales, incluso su hermana Marta era consciente (Jn 11:21-27).
4.       ¡María tuvo la disciplina para buscar primero lo primero, poner lo mejor antes de lo buena!
[A partir del ejemplo de Marta y María, ¿qué lecciones se pueden extraer...?]


II.         LA LECCIÓN DE MARTA Y MARÍA

A.      ¿Estamos distraídos?
1.       ¿Por medio de cosas que pueden ser buenas en sí mismas? ¿Nuestros deberes como esposos y esposas, padres y madres? ¿Nuestras responsabilidades de trabajo y la comunidad?
2.       Jesús advirtió en contra de permitir que este tipo de cosas tengan prioridad en nuestras vidas. La familia no puede venir antes de nuestro servicio al Señor (Mt 10:37; 12:46-50). La familia y el trabajo no pueden llegar a estar antes del reino de Dios (Lc 14:16-24). Las preocupaciones de este mundo pueden hacernos infructuosos (Lc 8:14). Las preocupaciones de este mundo nos pueden dejar sin preparación (Lc 21:34).
3.       Si nos distraemos, incluso por cosas que son buenas. Nos encontraremos como Marta: preocupado, turbados, estresado. Nos podemos encontrar como Esaú: vendiendo nuestra herencia para un bocado (He 12:16).
4.       ¿Estamos distraídos por lo bueno?

B.       ¿Somos disciplinados?
1.       ¿Para buscar lo que es mejor, lo único que se necesita realmente? ¿El reino de Dios y su justicia? ¿La vida eterna y las bendiciones que la acompañan?
2.       Jesús enseñó el valor de elegir la mejor parte. El cuidado providencial de Dios en nuestras vidas (Mt 6:31-33). Una amplia recompensa  para reemplazar nuestro sacrificio por el evangelio (Mc 10:28-30). La paz y la alegría que el mundo no puede dar (Jn 14:27; 15:11; 16:33; Fil 4:6-7).
3.       Si somos disciplinados lo suficiente para tomar la decisión correctas nos encontraremos como María: ¡Libres de la ansiedad, elogiados por el Señor! Nos encontraremos como Job: experimentado el final planeado por el Señor! (Stg 5:11).
4.       ¿Estamos disciplinados para elegir lo que es mejor?

CONCLUSIÓN
A.      Marta tuvo la oportunidad de servir al Señor de nuevo en una ocasión feliz, después de la resurrección de su hermano de entre los muertos (Jn 12:1-2). Luego se desempeñó sin distracción, libre de preocupaciones, sin reproche del Señor.
B.      Tal es el caso de los que aprender de Marta y María. Quién puso primero lo primero, buscando primero la voluntad y el trabajo de Dios en sus vidas. Mientras que el Señor es lo primero, nos convertimos en mejores anfitriones, cónyuges, padres, trabajadores. ¡Mejor que si tratamos de hacerlo por nuestra cuenta, sin la ayuda de Dios!

C.      Primero buscar la voluntad de Dios, y todo cae en su lugar. ¡Distraído, incluso por lo que es bueno, la ansiedad y los problemas serán nuestro destino en la vida! ¿Estamos dispuestos a aprender de Marta y María...?

lunes, 5 de septiembre de 2016

EL MAL NEGOCIO DE ESAÚ

TEXTO: Génesis 25: 29-34

INTRODUCCIÓN:

A. Una de las figuras más tristes en la Biblia es el de Esaú. Fue el primogénito de Isaac y Rebeca, el hermano gemelo de Jacob (Ge 25:21-26). Amado por su padre Isaac, diestro en la caza (Ge 25:27-28).

B. Esaú era un hombre que tenía su lado bueno. Se muestran bondad a su hermano que lo había engañado (Ge 33:1-16). Él ayudó a enterrar a su padre Isaac (Ge 35:29).

C. Sin embargo, en dos ocasiones que fue manipulado por su hermano Jacob. La primera vez fue cuando Esaú vendió su primogenitura por un plato de lentejas (Ge 25:29-34), la segunda cuando Jacob robó la bendición diseñado para Esaú (Ge 27:1-41).

[Esta vez, nos vamos a centrar nuestra atención en la primera ocasión, y las lecciones que podríamos deducir de esta desafortunada circunstancia en la vida de Esaú]


I. ESAÚ VENDIÓ SU PRIMOGENITURA

A. La primogenitura de Esaú.

1. Ventajas físicas de la primogenitura. Contenía una doble porción de la herencia del padre (Dt 21:17). De seguro la cantidad habría sido muy grande, lo que finalmente recibió también era grande (Ge 36:6-7). Daba dominio y autoridad sobre otros miembros de la familia (Ge 27:29).

2. Las ventajas espirituales de la primogenitura en particular. Patriarca y sacerdote de la casa tras la muerte de su padre (Barnes, Clarke). Jefe de la familia elegida, y heredero de la bendición prometida (Barnes). Capaz de invocar la bendición de Abraham, de la promesa (Ge 28:4; 12:1-3).

3. Tales eran las cuestiones en juego cuando Jacob y Esaú intercambiaron durante la primogenitura.


B. El trato equivocado de Esaú.

1. Esaú eligió la sensual sobre lo espiritual. Cedió a los deseos de su hambre (Ge 25:29-34). Le dio más valor el guiso rojo que a su primogenitura. Por esta razón se le llamó "una persona profana" (He 12:16).

2. Esaú eligió el presente por encima del futuro. Arrojó lejos las recompensas futuras, por los placeres presentes. El potaje pudo haber saciado su hambre para el día, pero ¿qué del mañana?. Esto también hizo de él un "profano".

3. ¡Por los placeres temporales, físicas, Esaú vendió su primogenitura; lo que es un mal negocio!

[Por supuesto que no creo que haríamos el mismo tipo de trato, ¿verdad? No con una herencia que podríamos recibir de nuestros padres; mucho menos con nuestra herencia espiritual]


II. ¿ESTAMOS VENDIENDO NUESTRA PRIMOGENITURA?

A. Nuestra primogenitura como cristianos. Somos herederos según la promesa hecha a Abraham (Gal 3:29). Somos coherederos con Cristo (Ro 8:16-17), herederos conforme a la esperanza de la vida eterna (Ti 3: 7), herederos del reino que ha prometido (Stg 2:5; II Pe 1:11). En él, todas las cosas son nuestras (I Co 3:21-23; cf. Ap 21:7). Una herencia incorruptible, incontaminada, inmarcesible, reservada en los cielos (I Pe 1:4). ¡Qué maravilloso derecho de nacimiento, y no se limita sólo a la otra vida! (Mc 10:28-30).

B. ¿Estamos haciendo un mal negocio?

1. ¿Cómo podemos vender nuestro derecho de nacimiento? Al sucumbir a los placeres temporales del pecado (He 11:24-26), Codiciando las cosas del mundo (I Jn 2:15; Stg 4:4). Al aminar tras la carne en lugar de ir tras el Espíritu (Gal 5:16-26).

2. ¿Cómo podríamos mantener nuestro derecho de nacimiento? Al buscar la paz y la santidad (He 12:14), al tener cuidado de no estar a la altura de la gracia de Dios (He 12:15), ejercitar la disciplina y la piedad (I Co 9:24-27; I Ti 4:7-8).


CONCLUSIÓN

A. Esaú cometió el error de depreciar el valor de su herencia y de sucumbir a los deseos de la carne.

B. ¡Podemos cometer el mismo error al no apreciar el valor de nuestra herencia en Cristo! ¡Al ceder a la seducción de la carne!

C. Si no tenemos cuidado, vendrá el tiempo cuando sea demasiado tarde; y no importara cuántas lágrimas podamos arrojar, será demasiado tarde para cambiar la mente de Dios (He 12:17). 

D. Es por eso que necesitamos prestar atención a las advertencias como las del apóstol Pablo: "Por lo tanto, nosotros, como colaboradores de Dios, les rogamos a ustedes que no reciban su gracia en vano. Porque él dice: En el momento oportuno te escuché; en el día de salvación te ayudé. Y éste es el momento oportuno; éste es el día de salvación” (II Co 6:1-2).

E. ¿Está en peligro de vender su primogenitura como cristiano?

Mejorando nuestras RELACIONES en la IGLESIA DEL SEÑOR (6)

F. UN LLAMADO A LA COMUNIÓN – LIDIANDO CON EL ECOCENTRISMO

1. La psicología afirma que el EGO es la instancia psíquica que permite que un sujeto sea consciente de su propia identidad y se reconozca como YO. 

2. Se conoce como egoísmo al amor excesivo que una persona tiene sobre sí misma, el cual la lleva a atender solamente su propio interés, sin interesarse por el bienestar ajeno. El egoísmo es, por lo tanto, lo opuesto al altruismo.

3. El egocentrismo, un término que hace referencia a centrarse en el ego (es decir, el yo), es la exagerada exaltación de la propia personalidad. El egocéntrico hace de su personalidad el centro de la atención.

4. Los psicólogos resaltan que el egocentrismo consiste en creer que las opiniones y los intereses propios son más importantes que los pensamientos de los demás. Lo que el egocéntrico pretende es, según su óptica, lo único que tiene valor.

5. LA IGLESIA: UNA COMUNIDAD LIBRE DE EGOCENTRISMO

a. Enfatizada por la doctrina de los apóstoles – “UNOS A OTROS” (I Pe 4:9, I Co 12:26, Stg 5:16, Stg 5:19-20, Col 3:16, Gal 5:13).

b. Ejemplificada por la iglesia del primer siglo (Hch 2:42-46, Hch 11:27-30, II Co 8:1-5, Ro 15:26).

c. Una consecuencia natural de la enseñanza de Cristo.

d. El reino consiste de aquellos que aman a Dios y a su prójimo como a sí mismos (Mc 12:28-34).

e. La comunión que disfrutamos en la iglesia va en dos direcciones: Vertical y Horizontal.(1) Con Dios disfrutamos de una comunión vertical (II Co 5:20). Un énfasis excesivo en esto puede hacernos insensibles a las necesidades de los demás, (2) Con nuestros amigos cristianos disfrutamos de una comunión horizontal (Ef 2:14-16). Un énfasis excesivo en esto puede hacernos olvidar de Dios.


G. USANDO LA CASA PARA CONSTRUIR COMUNIÓN

El ejemplo de la iglesia primitiva da una idea de cómo la comunión puede ser fortalecida. Un ejemplo de ello es su uso de las casas. Creo que un estudio de la iglesia del Nuevo Testamento muestra que su éxito tanto en la evangelización y en la construcción de la comunión fue en parte debido a su uso de las casas.


1. Las casas fueron usadas con mucha frecuencia.
  • La iglesia en Jerusalén, sobre todo en tiempos de persecución (Hch 5:41-42; 12:5,12).
  • Aquila y Priscila menudo fue sede de la iglesia en su casa (Ro 16:3-5; I Co 16:19).
  • Otro ejemplo es Filemón (Fil 1-2).
  • Pablo utiliza las casas en su ministerio, tanto en Éfeso y en Roma – (Hch 20:17-21; 28:30-31).
2. Pero con el tiempo, el uso de las casas comenzó a declinar.
  • Sabemos que los “edificios para las iglesias" comenzaron a construirse ya en el siglo II. 
  • Cuando Constantino, emperador de Roma, se "convirtió" en el año 312 a.C.(1) Designó el cristianismo la "religión oficial" del imperio, (2) Dio muchos de los templos paganos a los cristianos para utilizarlos como lugares de reunión, (3) En poco tiempo, la gente comenzó a ver el edificio como "la iglesia“, (4) Las casas no se utilizaron tanto como antes, (5) La mayoría de " actividad religiosa " comenzó a ser centrado en la construcción, (6) Tal es el caso de hoy, donde la mayoría "actividad religiosa" tiene lugar en el edificio de la iglesia, (7) Sospecho que este sutil cambio de la actividad fuera de la "casa" al “edificio de la iglesia" contribuyó a un disminución de la comunión entre muchos cristianos. Permítame extenderme por qué…
3. Porque usar la casa es importante para la comunión

a. Debido a la limitación inherente a la CULTO. (1) La adoración pública es, sin duda necesario e importante, (2) En realidad los "actos de adoración" están diseñados para fomentar el compañerismo, (3) Pero hay límites para el grado de comunión que podemos tener en nuestras asambleas públicas, (4) Límites en el "tiempo“. Un par de horas a la semana, no ofrecen muchas oportunidades para desarrollar relaciones significativas entre hermanos. Sobre todo desde el momento en que en realidad pasamos hablando el uno al otro es de unos pocos minutos antes y después de los servicios, (5) Límites a la "intimidad“. Los números nos impiden pasar mucho tiempo con todo el mundo, o nos gastamos unos minutos con un grupo selecto, o incluso una menor cantidad de tiempo con todos.

b. Las casa se pueden usar para ampliar la comunión. (1) Tenemos más "tiempo" para visitar, hablar, estudiar, orar, (2) El ambiente informal y personal de la casa permite una mayor "intimidad", es decir, para conocerse mejor, para continuar más allá de meras formalidades, a donde podemos conocer y comprender algo mejor a la otra persona, (3) Oportunidades de hacer preguntas, dar respuestas, estudiar juntos, se potencian cuando estamos dispuestos a abrir nuestras casas unos a otros, (4) En las casa se puede practicar y beneficiarse de la hospitalidad (I Pe 4:9), (5) Para fomentar la " hospitalidad " en las casas, debemos entender que vamos en una calle de dos vías: Tenemos que estar dispuestos a aceptar las invitaciones por otros, y visitarlos. 

  • A veces la hospitalidad no se practica, porque la gente no aceptará invitaciones.
  • También hay que hacer un esfuerzo por visitar a aquellos que tienen necesidades especiales. Los enfermos (tanto en su casa como en el hospital), los que son nuevos en la fe (o de lo contrario los nuevos miembros de la congregación), los espiritualmente débiles.
  • Creo que el estar disponible para estar al servicio de las personas con este tipo de necesidades se define como "la religión pura y sin mácula" en (Stg 1:27).